domingo, 29 de diciembre de 2013

Diario de Juego: El Doctor X

     La noche de Halloween quedamos el grupo para cenar, juntarnos y nos sorprendió Gloria con una magnífica partida de rol narrativo (en vivo, pero sentados y sin tiradas). Era la primera partida que preparaba y dirigía, así que estaba un poco nerviosa, pero la verdad es que funcionó muy bien y todos disfrutamos de ella.
 
El grupo disfrazado rodeando la lápida del fallecido.
 
 
     Después de la cena, se repartieron los personajes con su historial y las cosas que sabía cada uno. Tras unos minutos de lectura comenzó mediante un prólogo una escena en la que aparecía una niña con su padre detective de policía. A continuación, se hizo una breve introducción de los personajes en la historia y finalmente una escena inicial con todos los personajes juntos (incluida la niña del prólogo) en una mansión. No sabíamos porqué estábamos allí, pero todos habíamos aceptado una invitación de un tal Doctor X.
 
     La historia fue avanzando y de repente uno de los PNJs desapareció. Cuando decidimos explorar la mansión para buscarlo descubrimos el cadáver. Nadie sabía cómo había pasado, pero estaba claro que corríamos peligro si no éramos capaces de resolver el misterio.
 
     No desvelaré los entresijos de la partida por si la vuelve a dirigir con otro grupo, pero sí pasaré a comentar aspectos de ella y de la ejecución.
 
     La preparación fue muy buena, rica en detalles, profundidad de historial de personajes e interconexión de los mismos. Para ser la primera vez, desde luego que se lo tomó en serio y el resultado magnífico.
 
   La ejecución fue muy bien al principio hasta pasado el ecuador algo pasó, aún no sé muy bien el qué, pero o se pasó el darnos una pista, ó los nervios pudieron con la Directora de Juego, pero llegamos a un punto sin salida. Y aunque podíamos haber seguido avanzando un poco más, se vino abajo y nos dio demasiada información de golpe que precipitó el fin de la partida rápidamente. Sin ese desliz, hubiéramos terminado resolviendo el misterio y con un mejor sabor de boca (y no por la parte de los jugadores si no de Gloria).
 
     Al ser la primera vez, se notó quizás la falta de rodaje en la improvisación (que al final siempre hacemos cosas que nadie se espera), y también con la linealidad de las pistas. Siempre hay que dar pie a dos caminos para resolver el misterio, porque si uno de ellos se bloquea, siempre quedará otro. Si se bloquean los dos, normalmente es que los jugadores son cazurretes o cabezones ... ¡o los dos!
 
     Esto me da ideas para preparar un entrada con algunos consejos básicos para la preparación de partidas de misterio.
 
     La valoración de la partida es que fue una preparación de sobresaliente, una ejecución de la primera mitad a la altura de la preparación, pero en la segunda mitad, los nervios pudieron con la serenidad y llegó el bloqueo: notable. En resumen, muy buena partida, y que seguro que para la siguiente saldrá mucho mejor.
 
     De este diario de juego también saco más conclusiones, y es que para personas que no han jugado mucho a rol, estas partidas de rol en vivo ó narrativas son una muy buena oportunidad para estrenarse y ver el rol desde el ángulo del director. Mucho más complejo, pero también mucho más gratificante. Por mi parte, estoy muy contento, no sólo de la partida, sino que siguen habiendo personas nuevas que se incorporan a la afición.
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

lunes, 9 de diciembre de 2013

Desafío de los 30 días, punto y final

     Hola a todos. Empiezo a recuperarme después del esfuerzo que supuso el desafío de los 30 días.
 
     Ahora, una vez terminado y cogiendo un poco de distancia, me gustaría dar una valoración personal del mismo. Y es que por un lado se trataba de un ejercicio de compartir los recovecos de la comunidad rolera internauta, y por otro el incentivar a dar un empujón a la participación.
 
     Por mi parte, durante el primer tercio sí que pude leer y disfrutar casi todas las entradas de los blogs participantes, aunque luego sólo pude dedicar tiempo a escribir. Esto me ha dado la oportunidad de descubrir otros blogs interesantes que de buen seguro los iré siguiendo regularmente.
 
     Pero lo que sí me ha ofrecido es poner un alto en el camino y mirar toda mi trayectoria en este hobby para redescubrir momentos que parecían olvidados. Campañas magníficas, personajes gloriosos y sobretodo críticos y pifias memorables. Un vistazo a todo lo vivido y una reflexión sobre lo que me queda por disfrutar y hacia donde me quiero dirigir. De verdad, un esfuerzo que me ha gustado realizar y compartir con todo el mundo.
 
     Como durante mucho tiempo he sido director de juego, quizás he echado de menos algunas preguntas más específicas para masters; pero bueno, ya iré desarrollando esas cuestiones en el blog tranquilamente.


 
     Para dar completitud al desafío, enlazo al blog de trasgotauro que lo lanzó y donde se referencian todos los blogs participantes, y listo un índice con todas las preguntas enlazadas a las diferentes entradas.

Desafío de los 30 días
Día 1.- ¿Cómo comenzaste con los juegos de rol?
Día 2.- Juego favorito.
Día 3.- Juego más odiado.
Día 4.- Cual ha sido el mejor máster/narrador que has tenido.
Día 5.- Qué jornadas recuerdas con más cariño.
Día 6.- Tu mejor crítico en una partida de rol.
Día 7.- Tu mayor pifia en una partida de rol.
Día 8.- Tu mejor crítico alrededor de los juegos de rol.
Día 9.- Tu mayor pifia alrededor de los juegos de rol.
Día 10.- La historia que siempre recuerdas con tus amigos.
Día 11.- El personaje favorito que has llevado.
Día 12.- El enemigo favorito al que te has enfrentado.
Día 13.- El PNJ más memorable que has conocido.
Día 14.- El PJ más memorable que conoció un PJ tuyo.
Día 15.- El juego que te gustaría que se publicase/tradujese en el futuro.
Día 16.- Esa interpretación que te sale bordada.
Día 17.- Como te ves dentro de diez años con respecto a los juegos de rol.
Día 18.- El juego que nunca has jugado y al que te gustaría jugar.
Día 19.- El juego que nunca has dirigido y al que te gustaría dirigir.
Día 20.- El PJ que te gustaría llevar.
Día 21.- El PJ que te gustaría que llevase tu amigo.
Día 22.- Las mayores guarradas que te has comido durante una sesión.
Día 23.- La sesión que más ha durado.
Día 24.- La sesión que menos ha durado.
Día 25.- El sitio más extraño en el que has jugado.
Día 26.- Tu dado favorito.
Día 27.- Defínete como jugador de rol.
Día 28.- Defínete como máster/narrador.
Día 29.- Manía que tengas a la hora de jugar.
Día 30.- Los juegos de rol deberían ...

     Y una vez pasado el desafío, estoy preparando nuevas entradas para retomar el ritmo, y reflejar los diarios de juego, las experiencias de jugar a distancia (mediante la plataforma roll20), ayudas sobre la preparación de partidas para directores novatos (y así que Fran ya no tenga excusa para preparar su primera partida), y un sinfín de temas que vuelan por ahí.
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

sábado, 30 de noviembre de 2013

Día 30.- Los juegos de rol deberían ...

Sergio:
     ... ser más jugados y menos coleccionados.
 
Gwydion:
     ... ser más baratos.
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

viernes, 29 de noviembre de 2013

Día 29.- Manía que tengas a la hora de jugar

Sergio:
     Pues que sea consciente no tengo ninguna manía. De hecho he preguntado a compañeros de mesa al respecto y tampoco me han dicho nada al respecto.
 
     Comer pipas se ha convertido en una tradición, pero si dirijo apenas como y si juego, con los niños por allí tampoco puedo comer como antes y no lo echo de menos, por lo que no puedo considerarlo manía.
 
     Cuando dirijo sí me gusta preparar alguna descripción más concienzuda. Me gusta escribir y crear historias, y se nota por lo que me enrollo algunas veces al escribir, pero tampoco es algo que pueda preparar siempre y juego de igual forma.
 
     En resumen, que yo sepa no tengo manías, salvo quizás enrollarme mucho para decir cualquier cosa.
 
Gwydion:
     Poner todos los dados con la máxima puntuación hacía arriba.  Trato de que los dados se acostumbren a las buenas tiradas, pero al final hacen lo que les da la gana...
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

jueves, 28 de noviembre de 2013

Día 28.- Defínete como máster/narrador

Sergio:
     Para mí es muy importante la narración de historias por lo que peco de ser máster mamá en muchas ocasiones para no truncar el desarrollo de algunos personajes.
 
     Cada vez que llegaba de haber dirigido una sesión mi mujer me preguntaba: "¿Quién ha ganado? ¿A cuantos has matado hoy?" Sabe perfectamente que el rol es colaborativo y no se gana ni se pierde. Por un lado le gusta chincharme un montón y por otro quiere que mate a los jugadores para acabar pronto la partida.
 
     Tengo muchas ganas de dirigir algunas partidas verdaderamente difícil y ver cómo caen como moscas. Tengo echado el ojo a unas cuantas, ya san de fantasía (como la Tumba de los Horrores), más actual (algunas campañas legendarias de La Llamada de Cthulhu) ó incluso tengo en mis manos una reciente campaña autojugable de Nosolorol que está esperando salir a la mesa de juego, como una maldición de peli japonesa ... Temblad monitos, temblad.
 
 
Gwydion:
     Normal con tendencia a ser cabroncete. Como algo positivo, siempre estoy disponible y nunca digo que no ante una oportunidad de dirigir una partida.
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Día 27.- Defínete como jugador de rol

     Se acerca la recta final del desafío, cada vez preguntas más personales.
 
Sergio:
     Nunca me había parado a pensar qué tipo de jugador soy. Creo que la respuesta sería un jugador calmado. Supongo que la forma de ser se arrastra de una forma u otra, y normalmente suelo ser calmado. Aunque últimamente suelo ser un jugador con personajes más impulsivos.



     Y como quedaría una entrada muy corta, voy a poner una anécdota. Recuerdo hace más bien poco una partida de Star Wars D20 que dirige Gwydion, en la que llevo a Fredo un soldado humano. Nos encontramos a un droide llamado Interruptor; en teoría era alguien (o algo) en el que podíamos confiar para que nos ayudara, pero llegamos a una situación que en vez de ayudarnos parecía que nos estuviera preparando una trampa para emboscarnos. Así que ante el primer movimiento "extraño" del droide y sus compinches, nos lanzamos Pola y yo a disparar hasta que reventamos al pobre droide.
 
     Al final resultó que sí que era amigo y tenía un papel muy importante de contacto durante la campaña que acabábamos de comenzar y sólo se estaban preparando para defenderse de un ataque que venía de otro grupo de fuera. En fín, que nos pudo el gatillo fácil ante el guardar la calma para organizarnos mejor. Pero fue divertido. Ahora pagamos a medias las consecuencias de no mantener al contacto operativo.
 
     Podéis disfrutar de las vicisitudes de la campaña aquí.
 
Gwydion:
     Malo y pesado, podéis preguntarlo y seguro que me dan la razón.

Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

martes, 26 de noviembre de 2013

Día 26.- Tu dado favorito

Sergio:
     Supongo que esto será muy habitual, pero el primer juego de dados nunca se olvida. Recientemente perdí un d10 del conjunto original y me supo muy mal, pero qué le vamos a hacer.


 
     Ahora hay un montón de diseños estupendos y llamativos, pero soy un nostálgico. Estos dados y yo hemos pasado muchas aventuras juntos.
 
Gwydion:
     Mi primer pack de dados.  Les tengo especial cariño aunque está muy cascados y las tiradas son normalillas.
 
Nos vemos en la próxima entrada y ¡jugad mucho hasta entonces!

lunes, 25 de noviembre de 2013

Día 25.- El sitio más extraño en el que has jugado

Sergio:
     Normalmente no he tenido problemas de encontrar sitio para jugar. En mis principios era socio de un club de rol que tenía acceso a un local compartido con más asociaciones juveniles, y con lo años me independicé por lo que no tengo problema de jugar en casa (mía o de mis amigos).
 
     Pero sí recuero que mi primera partida "en serio" fue en una cantina de instituto un día de fiesta (comenté algo de esta partida de Traveller aquí). Me explico, no había clases lectivas, pero había actividades y la asistencia era obligatoria, participaras o no en las actividades.  Así que vimos la oportunidad y aprovechamos para jugar en la cantina. Estuvo bien aunque había mucha gente (incluidos profesores) que se paraba cada dos por tres para preguntarnos qué hacíamos con tantos papeles porque no era un día para estudiar.
 
     Otro de los sitios más extraños en los que he jugado, aunque esta vez no fue a rol, fue a Blood Bowl, fue en el césped del campus de la Universidad. Aprovechamos un día primaveral para jugar un compañero y yo en las 2 horas y pico que teníamos de descanso al mediodía para comer entre clase y clase.
 
     No dejan de ser anécdotas para contar a los nietos (o a los roleros internautas como es el caso), pero prefiero cien veces jugar bajo techo y en un ambiente adecuado que esos experimentos.
 
Gwydion:
     En una barca yendo a una isla (la sesión comentada en la pregunta de ayer).  Afortunadamente no nos mojamos durante el viaje, aunque Polvus Mágicus tuvo un problema durante el desembarco y gracias al Lobo de Mar, como bautizamos al capitán, acabó empapado.
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

domingo, 24 de noviembre de 2013

Día 24.- La sesión que menos ha durado

Sergio:
     20 minutos. Os pongo en contexto. Kult, el juego de terror contemporáneo, comenzamos la aventura directamente en una persecución de vehículos, y en la primera maniobra volcamos el coche de tal forma que murieron todos los ocupantes del mismo. Más de medio grupo de personajes fuera a la primera de cambio.
 
 
 
     Llegado este punto el director decidió parar la sesión ahí. Por un lado por las risas, y por otro lado  nos comentó que iba a hacer algunos cambios en la partida para empezar la aventura de otra forma.
 
Gwydion:
     30 minutos en una partida de iniciación para un grupo de amigos en Irlanda (por supuesto a D&D).

Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

sábado, 23 de noviembre de 2013

Día 23.- La sesión que más ha durado

Sergio:
     Creo que unas 12 horas cuando jugábamos a Vampiro. Quedábamos a eso de las 17:00, parábamos para cenar y luego seguíamos hasta que el máster (JJ) se cansaba. Recuerdo un día llegar hasta las 5 de la madrugada.
 
     Hace unos cuantos años dirigí algunas sesiones "dobles", desde las 5 de la tarde, parada para cenar y seguimos después algunas horas, pero no es lo mismo jugar que dirigir. O igual me pilló más mayor, no lo sé, pero ya no tenía el mismo aguante.
 
Gwydion:
     16 horas durante uno de los días que duró mi despedida de soltero.  La verdad es que fue una sesión digna de recordar para tratar de recuperar el tiempo perdido.  Lo mejor es que nos dio tiempo a acabar la aventura (aunque no la campaña, con la que aún seguimos).
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

viernes, 22 de noviembre de 2013

Día 22.- Las mayores guarradas que te has comido durante una sesión

Sergio:
     Para este tema del desafío, no es que haya comida guarradas en sí. Lo que puede considerarse hasta obsceno es la cantidad de pipas que se come en nuestra mesa de juego. Creo recordar hace un año o dos batimos nuestro record, y es que llegamos a una media de bolsa (250 gr.) por cabeza. Hay quien tiene mucho aguante, pero la mayoría acabamos con lengua bífida.
 
     Suele ser costumbre el hacer castillitos con las cáscaras de las pipas (y cacahuetes en ocasiones) y vaciarlos varias veces durante la sesión. Recuerdo que durante un año empezamos a guardar las cáscaras para quemarlas en la chimenea durante el invierno, y ¡llegamos a guardar tantas que ni siquiera me dio tiempo a gastarlas!
 
Gwydion:
     Pues creo que lo típico, muuuchas pipas, caramelos, patatas, pizza, hamburguesas..

Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

jueves, 21 de noviembre de 2013

Día 21.- El PJ que te gustaría que llevase tu amigo

Sergio:
     Me gustaría que mis amigos compañeros de juego no llevasen personajes traidores. Me da igual si son honorables hasta la muerte, o son reservados. Si tienen sus propios objetivos que puedan diferir de los del grupo, pero no soporto que esos objetivos sean contrarios a los del grupo acabando en una traición. Acabar con enemigos, o al menos intentarlo, no es problema; pero me sabe mal tener que enfrentarme a personajes de la aventura.
 
     Al hilo de esto, recuerdo un personaje de Vampiro: La Mascarada con el que coicidí durante una larga serie de sesiones. Se llamaba Wes y era un Tremere, siempre con sus secretitos con el director, notitas y papelitos, tramas aparte de los demás. A veces nos utilizaba para conseguir más cosas, pero nunca nos traicionó ni se nos enfrentó. Digamos que a nosotros nos venía bien su compañía y a él la nuestra. Un compañeros así no viene mal, no es lo mejor pero da mucha vidilla a la partida.
 
Gwydion:
     No me meto con los PJs de mis compañeros por lo que cualquier personaje que lleven y que no me den una puñalada por la espalda es el personaje adecuado (al menos hasta que demuestren lo contrario).
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad muchos hasta entonces!

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Día 20.- El PJ que te gustaría llevar

Sergio:
     En realidad no tengo debilidad por ningún estereotipo en especial. Sí que me gustan llevar personajes que pueda desarrollar a lo largo de diferentes sesiones de juego, y que su historial se vea involucrado de alguna manera en el devenir de las diferentes aventuras. Vamos, que por pedir que no quede ...
 
     Últimamente solemos jugar a juegos de mesa, partidas cortas (incluso de una sola sesión) y la última partida larga que jugué con más asiduidad fue los Clásicos de la Dragonlance I, interpretando a Raistlin. El problema que tuve con él fue que no tenía tiempo ni para conocer los hechizos que tenía ¡ni siquiera de lo que hacía algunos de ellos! De ahí que no le guarde un recuerdo especial. Esto mismo jugado con un poco más de tiempo como para poder conocer mejor el personaje creo que me hubiera llevado a quererlo más y esforzarme más en su interpretación.
 
 
 
     Otra de las cosas que puede influir es el hecho de preparar tú mismo el personaje, con lo que los problemas comentados anteriormente se hubiera visto minimizados.
 
Gwydion:
     Me gusta mas ser master y, aunque muchas veces me gustaría llevar algún PJ similar a los que llevan mis jugadores, reconozco que no lo haría con tanto estilo.
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

martes, 19 de noviembre de 2013

Día 19.- El juego que nunca has dirigido y al que te gustaría dirigir

Sergio:
     Ayer ya publiqué una buena lista de juegos a los que no había jugado y también me gustaría dirigir. Pero uno de mis objetivos más cercanos son un par de juegos de Ediciones Sombra.
 

 
 
     El primer juego sería Exo, un juego de ciencia ficción futurista que me resultó muy atractivo al leerlo. Los grupos de juegos en los que he estado normalmente han preferido ambientación fantástica ó Mundo de Tinieblas, pero de ciencia ficción he probado muy poquitas cosas. Traveller en mis tiempos mozos (ver día 1 del desafío), y Exo en unas jornadas de rol (que por cierto, me dirigió Juan Carlos Herreros Lucas, uno de los creadores del juego, y yo no sabía quién era por aquél entonces). Tras probar el juego en aquellas jornadas me decidí a comprarlo; lo he leído un par de veces, pero no ha llegado a surgir la oportunidad de dirigir. Pero estoy preparando una solución a esto, si Juego de Monos y mi tiempo libre me lo permiten.
 
 
     El otro juego es Comandos de Guerra. Un juego histórico sobre la segunda guerra mundial en el que se describen todos los ejércitos involucrados para jugar en cualquier frente, así como en otros momentos de esta cruenta batalla. Incluso hay un módulo publicado (Alejandretta) que es previo a la guerra con un tono de investigación. También están preparando un suplemento al juego sobre la Guerra Civil Española. Es otro tipo de juego, más directo y sin preámbulos. Este lo tengo un poquitín más verde que el anterior, pero todo se andará.
 
Gwydion:
     Tengo una lista muy largas de juegos que me gustaría probar y otra un poco más corta de juegos que se han quedado a las puertas pero quisiera probar Pendragon y Castillo Falkestein, de los que hablé ayer, por lo que no me enrollo mucho.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad muchos hasta entonces!

lunes, 18 de noviembre de 2013

Día 18.- El juego que nunca has jugado y al que te gustaría jugar

Sergio:
     Pues son muchos los juegos que aún me quedan por probar y me llaman la atención. Digamos que hay tres grupos:
 
     Juegos clásicos. Aquí destacaría Runequest y Pendragón. Y no es que los haya echado de menos durante todo este tiempo, sino que simplemente he oído hablar tanto de ellos, y generalmente bien, que me pica el gusanillo al respecto.
 

 





     Juegos de Superhéroes. Jugué hace mucho mucho tiempo una pequeña partida a Superhéroes INC, pero fue un poco caótica. Me apetece probar La Mirada del Centinela o el Mutant & Masterminds que también tienen buena pinta. Pero para sacarle el jugo, es muy importante no sólo que el master sea el adecuado, sino que los jugadores pongan de su parte. Simplemente espero el momento adecuado.



 

















     Sistemas que no he probado. Oigo hablar (más bien leo) mucho del FATE y del GURPS últimamente. No he probado ni leído nada de ambos, y como en el primer grupo, me pica mucho la curiosidad. Cuando tenga tiempo suficiente, y encuentre algo en castellano, me gustaría leerlo tranquilamente y hacer algunas pruebas con el grupo habitual.



 

















Gwydion:
     Kingdom of Nothing, Pendragon y Castillo Falkestein.
 
     El primero no lo he leído aún porque está en inglés y tengo que encontrar el momento, pero me gustó mucho al ser un juego que trata de personas sin hogar que han llegado a ser lo que son porque una fuerza, llamada La Nada, les ha borrado la memoria y deben recordarla.


 



















     Pendragon y Castillo Falkestein son dos juegos viejos publicados fuera de su tiempo y que descubrí por casualidad al descargarlos de internet (sorry por el pirateo).  Ambos son muy narrativos y me gustó mucho el sistema de juego y la temática. Pendragon trata sobre la leyenda artúrica y Castillo Falkestein es un Steampunk con magia en 1870 en el que no se usan dados sino cartas de póker.
 
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

domingo, 17 de noviembre de 2013

Día 17.- Como te ves dentro de diez años con respecto a los juegos de rol

Seguimos con las entradas filosóficas. Esta vez nuestra visión en una década.
 
Sergio:
     Pues dentro de diez años espero poder seguir jugando y haber conseguido tres objetivos:
 
     Compartir mesa de juego con mis hijos. ¡Qué mejor que jugar en familia! Crear historias y compartirlas es algo que me gusta mucho, descubrir juegos de mesa interesantes, y sobretodo lograr compartir el tiempo de ocio con la familia y los amigos.
 
     Haber jugado al menos 2 ó 3 campañas legendarias más (no todas de fantasía) con Juego de Monos. Mientras pienso sobre toda mi trayectoria rolera durante estos 20 años de juego, me doy cuenta de que he jugado bastante, pero aún me queda mucho por jugar y descubrir. Así que me encantaría, una vez retomada la posibilidad de tiempo libre (si la familia y el trabajo lo permiten), el jugar y dirigir algunas campañas que pudiera etiquetar como legendarias, que pasados los años las siga recordando con añoro y emoción. Y por supuesto, probar juegos nuevos. Hay que modernizarse ¡y no jugar 20 años a los mismos juegos!.
 
     Haber publicado algún trabajo relacionado con el rol. No tengo intención de crear un juego pero sí crear módulos que haya llegado a probar en la mesa de juego para compartirlos. Durante años estuve colaborando en la publicación de un fanzine gratuito (unos 25 números de los que algún día hablaré). Me atrae mucho el formato de las campañas autojugables como las que está publicando Nosolorol, y me gustaría mucho preparar alguna para publicar, aunque fuera de forma gratuita. He visto ya otras iniciativas en formato electrónico y gratuitas con una calidad increíble que no tienen nada que envidiar a módulos oficiales (por ejemplo: Tras el velo de la muerte).
 
     ¡El tiempo me dirá qué objetivos consigo!

Gwydion:
     Como he comentado estoy un poco desconectado por lo que me veo igual que ahora, leyendo mucho y jugando poco, que es lo que llevo haciendo los últimos 10 años...
 
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

sábado, 16 de noviembre de 2013

Día 16.- Esa interpretación que te sale bordada

Sergio:
     Pues en realidad no lo tengo muy claro. Creo que cuando interpreto personajes buenos u honorables me salen bien, pero no sé si bordada. Hace no mucho terminamos de jugar los Clásicos de la Dragonlance I y estuve jugando con Raistlin. Fue un reto para mí, y aunque a veces conseguía ese tono de crueldad y soberbia, la mayoría de veces era muy colaborativo. Y no es que pase nada, pero no me terminaba de pegar a Raistlin siendo colaborativo sin nada a cambio.
 
Este Raistlin da más miedo
que el que interpretaba yo.
 
 
      Sí que he interpretado muchos personajes buenos y me siento cómodo con ellos. No me suponen ningún reto el hacerlo. Tengo ganas de llevar algún personaje un poco más egoísta y tener tiempo para desarrollarlo suficientemente. Haremos la prueba en próximas campañas.
 
Gwydion:
     Conseguir que cualquier PJ se comporte como un kender, molestando mucho al resto de la mesa.  Todos los grupos con los que he jugado pueden dar fe de ello.  Da igual el personaje, que siempre acabo por sacarle punta y ser muy pesado.
 
     Seguro que en Bilbao todavía hay gente que recuerda la frase: "Por cierto, el oporto está excelente esta noche" con la que amenicé una velada de rol en vivo al pronunciarla unas 100 veces... o la de "saco mi sable laser" en una de Cthulu actual (era un estudiante contra una horda de sectarios y no llevaba ni un mísero lápiz).  El silencio que se produjo en la sala tras esta frase fue épico...
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

viernes, 15 de noviembre de 2013

Día 15.- El juego que te gustaría que se publicase/tradujese en el futuro

Sergio:
     Esta entrada será muy corta hoy. No tengo uno específico, pero sí me gustaría que estuviera relacionado con algún tema/personaje/película mainstream que atrajera a nuevos jugadores y aficionados. En mi opinión, lo que necesita los juegos de rol es que se jueguen más y por más gente.
 
 
Gwydion:
     Desgraciadamente llevo mucho tiempo medio desconectado del mundillo por lo que me da igual el juego que se publique porque seguramente no jugaré.
 
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

jueves, 14 de noviembre de 2013

Día 14.- El PJ más memorable que conoció un PJ tuyo

Sergio:
     Oído de Lince. En una partida de Fanhunter éramos un grupo variopinto que intentaba sobrevivir a las atrocidades de un mundo sin cultura friki. Y recuerdo que había un pedazo de guerrero combatiente armado hasta los dientes con una fuerza increíble que despedazaría a cualquier John Rambo ó Conan que se le pusiera por delante.
 
 
 
     Sólo tenía una pequeña tara, y es que cuando le daban unos golpecitos en el hombro, como para llamar su atención, entraba en una especie de furia berserker que le provocaba un hambre asesina hasta que finalmente acababa con toda la munición. Hasta ahí no había problema .... hasta que descubrimos que también era sordo.
 
     Cada vez que teníamos que decirle algo y estaba mirando a otro sitio, teníamos que hacer piruetas para llamar su atención sin tocarle porque acabaría con nosotros. Después de varios compañeros de fatiga fallecidos, entendimos cómo había que tratar con él. Eso sí, una vez lo utilizamos como arma y la verdad es que funcionó muy bien. Acabó con todos los enemigos y nosotros estábamos a buen recaudo.
 
Gwydion:
     Tengo 3 a los que tengo especial cariño:
 
     Groñán el Bárbaro, que se enfadaba cada vez que alguien le preguntaba por qué iba con taparrabos de cuero por la vida y por qué no sabía ni leer ni escribir. Se le acabó llamando Gruñón el bárbaro.
 
     Chufol 4 El asesino vengador.  Clérigo LB de San Petrilot que buscaba vengar a su primo segundo de Cuenca, Chufol 3 lo bueno nunca muere, sus tíos Chufol 2 el retorno y Chufol. Personaje totalmente bipolar, dividido entre la venganza y los códigos morales de su religión. La saga Chufol marcó tanto a su creador que acabó creando una empresa con ese nombre.
 
     Polvus Mágicus, mago túnica blanca con la innata habilidad de liarla en cualquier situación haciendo válido el dicho de salir de la sartén para caer al fuego.
 
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Día 13.- El PNJ más memorable que has conocido

Sergio:
     Sin lugar a dudas Randolph, el mago loco. Al menos así lo apodábamos todos los jugadores y personajes. En una aventura de El Seños de los Anillos (CODA) teníamos que acercarnos a conocer a un mago que quizás nos ayudaría en la interpretación de unos textos mágicos que habíamos encontrado pero que no teníamos ni idea de lo que decían. Así que nos dirigimos a buscar a Randolph, un mago solitario pero muy sabio que seguro que era capaz de leer o interpretar el mensaje escrito con el lenguaje secreto.
 
     Y no era más que un mago loco. Pero loco es quedarse corto, era carne de psiquiátrico. Todas las conversaciones que teníamos con él eran surrealistas, y muchas veces nos sacaba de quicio al no saber qué hacer ni qué decir para que como mínimo, nos escuchara y atendiera más de 2 frases seguidas. ¡Y estuvo con nosotros durante media campaña! No sé como no acabábamos nosotros en el psicólogo, entre el personaje y el master que lo interpretaba genial.
 
     Recuerdo un episodio en busca de unas setas ....
 
En mi opinión, qué juego/libro más bonito, pero que chusta de sistema el CODA.
 
     No me quedaría tranquilo si no referenciara también a la famosa policía de Shadowrun. Pero no todo el cuerpo, sino una mujer policía que siempre aparecía en las partidas y que era tan amable de decirnos: "Golpea tu primero". Antes de movernos ya nos había dado mínimos tres golpes y dejado inconsciente. Nunca sabremos si era un Terminator disfrazado de mujer policía, pero era la peor persona con la que te podías cruzar en ese futuro fantástico.
 
Gwydion:
     François el marinero.  En principio era un PNJ intrascendente pero como nos gustaba fastidiar al master, siempre hablábamos con él para que tuviese que imitar el acento francés. Al final, todos, incluido el master, le cogimos mucho cariño.  Desde entonces siempre hay un marinero François en todas las aventuras que dirijo en las que hay una embarcación. Se ha convertido en una marca de la casa.
 
Nos vemos en la próxima, ¡y jugad mucho hasta entonces!

martes, 12 de noviembre de 2013

Día 12.- El enemigo favorito al que te has enfrentado

Sergio:
     Pues no sabría decir. Por un lado, si escogiera un enemigo de los que he interpretado yo como director sería Lord Artorak, general del ejército de los dragones blancos en mi segunda campaña en Dragonlance.
 
     Pero si me ciño a la pregunta exactamente, creo que el enemigo, ó enemigos en este caso, favoritos serían los Profundos de la aventura Huida de Innsmouth. Jugamos aquella partida unos cuantos amigos y recuerdo que nos costó Dios y ayuda conseguir tener oportunidades de victoria. Estaban por todas partes, y no había manera de vencerlos. Siempre pasaba algo, hacían algo o se reforzaban de tal manera que caíamos en la desesperación de que no había salida de aquél maldito pueblo portuario. Me gustó mucho la aventura, a pesar de morir todos los investigadores en el intento.
 
 
 
Gwydion:
     Sin lugar a dudas el Archimago de Mangpang, mago maloso durante muchas aventurassesiones de juego de ESDLA.
 
     El Archimago había robado la Corona de los Reyes de Annalandia. La Corona hacía que todo gobernante que la portase sería un gobernante justo y ejemplar. El Rey de Annalandia no tuvo otra idea que enviar a un grupo de personajes de nivel 1 contra semejante Archimago (¿personajes de nivel 1 contra un mago contra el que el poder de todo un reino no puede hacer nada? Muy original ¿verdad?).
 
     Tras muchas peripecias y 3 aventuras, ya en tercer nivel, conseguimos enfrentarnos a él en épico combate y conseguimos hacerle morder el polvo y llevarle de vuelta a Annalandia para que pagara por sus crímenes con un orinal lleno de mierda a modo de casco.
 
     Hace unos años descubrí que la idea de la aventura, los nombre y muchas cosas más, estaban basadas en un libro juego, pero aún así sigue siendo el mejor malvado con el que me he enfrentado.
 
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

lunes, 11 de noviembre de 2013

Día 11.- El personaje favorito que has llevado

Sergio:
     El personaje que más he desarrollado y me ha gustado era un vampiro del clan Capadocio, Vampiro: Edad Oscura (me da mucha pena no acordarme ya del nombre). Con él, independientemente del puro crecimiento estadístico con la experiencia, el personaje creció mucho en su historia, su trasfondo y su moralidad.
 
     Era el consejero del conde Durham (o como se escriba), que también era un vampiro jugador, y le ayudaba en la toma de decisiones que favorecieran al condado. Y una de las partes más importante y delicadas fue el tratamiento de la promesa de compromiso con una noble vecina (humana), que fue secuestrada. Conseguí convencer a toda la corte, incluido el noble, de que hacía falta recuperarla. Siguiéndola hasta la lejana Alejandría, la encontramos recién muerta. En ese momento tuvimos una discusión para "revivirla" como vampira, pero no sabíamos quién debería ser su creador, si el propio conde (con lo que teóricamente se aseguraba la fidelidad) ó una persona distinta y luego establecer vínculos de sangre entre el futuro matrimonio.
 
     Con la discusión, el director no nos dejó revivirla, así que cambió por completo el devenir de la historia. Mientras unos juraban venganza, otros volvían al hogar para mantener el tipo, y mi vampiro fue en busca de la recuperación de un rito olvidado y secreto para la resurrección.
 
     Lo he contado en 3 párrafos muy esquemáticos, pero fue una partida de más de año y medio con sesiones semanales con el mismo personaje. Le cogí mucho cariño.

 
Gwydion:
     He llevado muchos personajes durante mis muchos años de rolero, aunque como he hecho más de master que de jugador, no me he llegado a enganchar mucho a ellos.  Si tuviera que elegir a uno me quedaría con Gwydion el bardo en las partidas de El Señor de los Anillos.  Apodado el bardo ligoncete, por sus compañeros de grupo, tuvo una existencia muy corta pues murió ignominiosamente en su segunda aventura ataviado únicamente con un tanga de mujer.
 
 
 
     Aunque en esa partida me había ganado la animosidad del master, bastante merecidamente, Gwydion se merecía una muerte más heroica por  ser el primero en llegar a donde estaba el enemigo de la aventura, dar tiempo al resto de sus compañeros a llegar e impedir que inundase el pueblo rompiendo la presa y enfrentarse a él únicamente ataviado con un tanga y un orinal...
 
 
Nos vemos en la próxima entrada y ¡jugad mucho hasta entonces!

domingo, 10 de noviembre de 2013

Día 10.- La historia que siempre recuerdas con tus amigos

Sergio:
     En este punto hay dos tipos de historia, la que se crea con los aventureros, y otra es lo que pasa con los jugadores.
 
     Con los aventureros hay dos, una ya la conté aquí, y la otra fue en la misma partida de Rolemaster pero con personajes nuevos. Estábamos en una habitación y detrás de una puerta había un pasillo por el que se acercaban un buen montón de criaturas (pongamos orcos, aunque no lo recuerdo bien). Ellos sabían que estábamos en la sala y venían a por nosotros, así que el combate era inminente. Decidimos formar un pasillo para golpear a todos los que llegaban. El grupo ya estaba bastante cascado, así que era importante mantener la estrategia que nos daría ventaja. Pues justo en el momento en que empezaron a entrar las criaturas en nuestro pasillo, oímos de parte del mago: "Me aparto para concentrar". Ese hueco que se quedó fue un coladero y nos machacaron (el director tampoco tuvo piedad). Medio grupo cayó en esa emboscada, incluyendo al mago porque nadie lo defendió.
 
     La frase "me aparto para concentrar" estuvo años en nuestras conversaciones.
 
     Una historia en la que los protagonistas fueron los jugadores fue en unas jornadas de rol, donde jugábamos una aventura al Señor de los Anillos. Uno de los personajes quería moverse en silencio pero tenía prisa así que dijo: "Corro en silencio". Tras unas breves risas y el razonamiento del director de que si corría no podía ir en silencio y si quería ir en silencio no podía correr, el jugador con cara de asombro nos decía que se podían hacer las dos cosas simultáneas sin hacer nada de ruido. Y no sólo eso sino que se levantó y nos dijo: "Escuchad y veréis como sí se puede". Se puso a correr por la sala y claro, no lo oíamos pero de las carcajadas que teníamos todos. Estuvo corriendo unos 10 ó 15 minutos esperando a que paráramos de reír y pudiéramos escuchar ... Fue algo impresionante.
 
     A día de hoy, sigue manteniendo que se puede correr en silencio y que le tomamos el pelo.
 
Gwydion:
     Tengo diferentes batallitas con cada grupo que he jugado aunque las que más recuerdo y de las que más hablamos son sobre las aventuras de La Compañía del Anillo Curativo.  En general recordamos casi todas sus hazañas, pero las que recordamos con más cariño son la primera aventura donde se unieron ("horrores eufóricos") y la aventura donde descubrieron lo que significaba ser héroes de verdad ("Al norte de Narborel").  Puedes leer ambas aventuras y muchas más en: https://sites.google.com/site/lcdaclahistoria/
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

sábado, 9 de noviembre de 2013

Día 9.- Tu mayor pifia alrededor de los juegos de rol

Sergio:
     Por mucho que pienso en este tema, no recuerdo nada que pueda considerar pifia relacionada con los juegos de rol. A menos, nada que no me pueda pasar con cualquier otro aspecto de la vida.
 
     Sí recuerdo una partida que yo dirigía en la que hubo una pelea entre personajes que acabó en una pelea verbal de todo el grupo de jugadores contra una persona (también jugador). Finalmente, lo echaron literalmente de la partida y del local donde jugábamos. Fue muy desagradable, pero no fue por algo que yo hiciera. Por suerte, no me ha pasado más veces.

 
Gwydion:
     No tengo muchas malas experiencias al rededor de los juegos de rol.  Lo peor es dejar que una novia se interpusiese entre mis amigos y yo.  Dicho esto no me voy a alargar más, porque es un recuerdo que mejor no remover.

 
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

viernes, 8 de noviembre de 2013

Día 8.- Tu mejor crítico alrededor de los juegos de rol

Sergio:
     He dudado mucho con esta pregunta. Durante estos últimos 20 años jugando a rol, he sido socio de un club de rol, 8 años miembro de la junta directiva, 2 años de presidente, organizando jornadas, torneos, en definitiva dando la cara. Me han pasado muchas cosas buenas y malas relacionadas con esta afición. Pero el fin de semana pasado se despejaron todas las dudas de golpe.
 
     Juego de Monos ha conseguido que una amiga comience a jugar primero a juegos de mesa (como Risk, Bang!, ...) luego a probar los juegos de rol (ver Diario de Juego: Es Gorg Blau), jugar a rol en vivo y finalmente, dirigir su propia partida de rol sin pedir ayuda a nadie.
 
     Aprovechando una quedada para cenar, nos hizo una partida narrativa (rol en vivo pero sentados y sin tiradas) con un planteamiento muy bueno, una descripción profunda de los personajes, un alto grado de conexión entre ellos, y una evolución de la historia excelente.
 
     A título personal, me siento muy orgulloso de haber puesto mi granito de arena para que una de las personas a las que le hemos presentado toda esta afición la haya acogido de tal forma que haya realizado sus propios pinitos preparando su propia partida y dirigiéndola.
 
     Este crítico va dedicado para todo el grupo Juego de Monos y en especial para Gloria.
 
Gwydion:
     Lo mejor que me ha pasado jugando a rol, a parte de conocer a mucha gente (algunos incluso se transformaron en mis mejores amigos) ha sido, como comenté el día 5, que me tocara un curso de tiro con arco durante Getxolandia 93.
 
     El tiro con arco fue mi segunda afición durante los siguientes 12 años.  Allí también conocí mucha gente, gane algún trofeo, conseguí dinerillo para gastos y lo más importante, un nuevo grupo de jugadores.
 
     Ahora lamentablemente, ya no tiro.
 
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

jueves, 7 de noviembre de 2013

Día 7.- Tu mayor pifia en una partida de rol

Sergio:
     Os pongo en situación, jugaba un partida de Rolemaster, en el que éramos un grupo de 8 aventureros. Yo interpretaba a un típico enano guerrero y estábamos explorando un dungeon protegido con trampas y magia. Después de haber superado con éxito y con bastante heridas algunas de las trampas llegamos a una sala que estaba con una oscuridad mágica. Las antorchas no servían, y no teníamos ningún conjuro u objeto capaz de hacer luz en esa habitación, así que se nos ocurrió la brillante idea de atarnos todos con una cuerda y avanzar poco a poco por la habitación siempre tocando la pared. Pero el que iba en cabeza sin avisar a nadie, pensó que era más seguro ir por el centro que tocar las paredes, así que fue avanzando poco a poco hasta que .... cayó en un foso.
 
     Claro, al estar todos atados, el siguiente se vio arrastrado pifiando la tirada de fuerza para aguantar el peso. El tercero era mi enano y sacó de nuevo otra pifia cayendo detrás. Esto provocó que al final todo el mundo cayera en el foso, cada uno encima del anterior.
 
     Llegó el turno de calcular los daños, y entraron en juego los críticos de aplastamiento. Con la cantidad de pifias que sacamos los jugadores y las pedazo de tiradas (abiertas, sin trampa ni cartón) que le salieron al master, la partida quedó con que de los 8 aventureros, 6 murieron en la caída, y los otros dos (creo recordar que fueron el 2º y el 4º en orden de caída) inconscientes.
 
     En fin, un amargo final para los aventureros y los jugadores muertos de risa durante un buen rato. No recuerdo una risa colectiva de tal calibre durante tanto tiempo. Esta historieta la seguíamos recordando continuamente ... aprendimos mucho ese día.
 
 
Gwydion:
     Aquí recuerdo dos:
 
     La primera es cuando el mismo elfo noldor quiso repetir el salto de la entrada de ayer y acabó cayendo de cabeza contra el suelo quedando inconsciente.
 
     La segunda no es tanto una pifia como una mala tirada haciendo mi último personaje de El Señor de los Anillos y ¡¡¡¡¡sacó un aspecto de 01!!!!!  ¡Hasta los orcos huían de él por lo feo que era!.
 
 
Nos vemos hasta la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Día 6.- Tu mejor crítico en una partida de rol

Sergio:
     Llevo tiempo pensando en este punto y la verdad es que no recuerdo ahora ningún crítico que hiciera algún personaje mío como una situación especial. Así que voy a comentaros uno que ocurrió en una partida que yo dirigía.
 
     En Dragonlance, un grupo de aventureros estaba recuperando unos objetos mágicos perdidos que también buscaba el ejército de los dragones. El grupo partía con ventaja al saber la localización de estos, mientras que el enemigo daba palos de ciego. Tras recuperar dos de ellos, decidieron refugiarse para recuperarse de las heridas recibidas, y es que estaba siendo una labor más dura de lo esperado.
 
     En aquel momento, mientras viajaban sobre la nieve, atisbaron cómo se acercaba un dragón blanco hacia ellos. Intentaron esconderse sin mucho éxito, y finalmente se vieron obligados a entregar uno de los objetos al dragón. Justo cuando éste levantaba el vuelo para marcharse, dejando a los aventureros bastante malheridos, Crywar el minotauro alzó su espada clabbard para golpear al dragón. El golpe fue tal (enganchó dos críticos seguidos) que pilló al dragón por sorpresa y le hizo aterrizar para recomponerse y comenzar el vuelo de nuevo.
 
     Ya no fue el hecho de que consiguiera golpear ni las heridas que le hizo, sino el orgullo de todo el grupo y Crywar en especial de haber conseguido "molestar" a un dragón.
 
     Esta entrada va dedicada a mi segunda campaña legendaria y en especial a Crywar y Quercamaniatacus, que aún siguen dando quehacer en Ansalón.
 
Gwydion:
     Recuerdo especialmente, durante nuestra primera partida al Señor de los Anillos, cuando tratábamos de entrar por la puerta de atrás de la guarida del Archimago de Mangpang (que luego resultó no ser su guarida, sino la de uno de sus aprendices, pero eso es otra historia).  Llegamos a un tramo de escaleras que estaba plagada de trampas por lo que  mi elfo noldor mago de nivel 1 cuando saltó  las 20 escaleras con un doble mortal hacía delante y clavó la caída.
 
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

martes, 5 de noviembre de 2013

Día 5.- Qué jornadas recuerdas con más cariño

Sergio:
     Como visitante a las I Jornadas del Club de Rol "El Dragón de Ham" en 1.993. Fueron unas pequeñas jornadas de rol que organizó el club que las bautizaba en un local cedido por la obra social de una caja de ahorros, e incluso habían conseguido patrocinio tanto de la entidad financiera como del ayuntamiento para el pago de la publicidad y de material. Fueron dos días con unas 8 partidas cada uno, y con una afluencia bastante alta. La recuerdo con cariño por ser las primeras a las que yo acudía y conocía mucha más gente con la que compartir afición. Jugué una magnífica partida de Rolemaster, y vimos momentos espectaculares sacando 66 en la tirada de críticos.


 
     Como organizador, las IV Jornadas del Club de Rol "El Dragón de Ham" en 1.996. Me hice socio en 1.993, y a estas alturas, ya formaba parte de la junta directiva y organizaba muchas actividades. Recuerdo que nos llevó bastante esfuerzo llevarlas a cabo, pero salieron muy bien, e incluso conseguimos una rueda de prensa, que grabaran un reportaje e incluso que algunos de los periodistas se sentaran a jugar una partida. Con respecto al público, mucha gente, mucha decoración, actividades paralelas como concurso de relatos, concurso de dibujos, concurso de módulos, torneo de interpretación y torneo de supervivencia. Creo recordar que incluso llegamos a organizar un torneo de Blood Bowl. Un exitazo a nivel provincial.

 
Gwydion:
     No he asistido a muchas jornadas, pero las que más recuerdo son las de Gextolandia 92, por se las primeras a las que acudí y las de Getxolandia 93 donde me tocó un curso de tiro con Arco.
 
     Ambas resultaron ser poco más que un lugar donde todos los clubes de la zona nos reuníamos para jugar y contar batallitas, la verdad es que pasaba poca gente nueva por allí.  Las jornadas se basaban en el rol y era complicado meter a la gente que pasaba cuando faltaba una hora para cerrar.

 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

lunes, 4 de noviembre de 2013

Día 4.- Cual ha sido el mejor máster/narrador que has tenido

Sergio:
     Ante esta pregunta me surgen muchas dudas porque hay dos muy separados en el tiempo que destacar y no sé si la nostalgia y la edad me hace recordar a uno mejor de que era o al revés, al otro por ser más reciente lo tengo más fresco en el recuerdo. Así que ante la duda, los dos:
 
     JJ fue un narrador la mayoría de veces de Vampiro con el que jugué a mitad y final de los años 90. Recuerdo dos campañas largas y muy intensas, una de Vampiro: La Mascarada y otra de Vampiro: Edad Oscura. La primera estuvo muy bien y recuerdo interpretar a dos personajes, un Gangrel que no tuvo mucho futuro y a un Giovanni con el que jugué una vez por semana durante más de un año. En ella fuimos recorriendo diferentes ciudades y Peter (que así se llamaba el personaje) fue evolucionando.
 

 
 
     La otra campaña a la que me refería yo llevaba un Capadocio. Se inició la aventura en Gran Bretaña (Condado de Durham o algo así) donde raptaron a la prometida del conde. Así que las personas de confianza, incluido el conde, partimos rápidamente en pos de liberar a la prometida. El conde era un vampiro y la prometida no, por lo que aunque él no la quería, tenía que guardar las apariencias al ser un matrimonio de conveniencia para evitar una guerra que destruiría el condado.
 
     Tras multitud de persecuciones y tramas, acabamos cogiendo un barco hacia Alejandría donde continuamos con la búsqueda hasta dar con los secuestradores, que eran un grupo sectario que querían a mujeres (y no servía cualquier mujer) para realizar un sacrificio para conseguir algo que no recuerdo. Uno de los momentos cumbre fue cuando por fin encontramos el lugar donde estaban presas, y cuando llegamos era tarde, acababan de realizar el sacrificio por lo que estuvimos en un debate muy tenso sobre "salvar" a la prometida devolviéndola a la vida (o no-muerte) convirtiéndola en vampiro para evitar la guerra o dejarla morir. Discutimos sobre quién debía ser su creador, si el conde u otro, y luego establecer una vinculación de sangre entre él y su prometida para "aparentar" un verdadero amor. Por supuesto, pardillos de nosotros, cuando nos decidimos a actuar JJ no nos dejó porque comentó que ya había pasado demasiado tiempo. Lo recuerdo como el momento de mayor intensidad que se ha generado en un partida, y la contrariedad de todos por no haberlo conseguido.
 
     Después, la historia continuó y recuerdo que llegamos a jugar algunas sesiones monográficas sólo con mi personaje para buscar un rito de resurrección para enmendar el error, y revivirla como vampiro para evitar la guerra.
 
     JJ demostraba tener un control sobre la intensidad y la emoción de la partida que he visto pocas veces.
 
     La otra persona es José Mariano, con el que he jugado partidas dirigidas por él más recientemente, de los últimos 4 ó 5 años. Recuerdo dos campañas que destacan, una con El Señor de los Anillos (Sistema CODA) y otra con D&D 3.5 (Clásicos de la Dragonlance I). De la primera, a pesar del sistema de juego, pasamos muchas buenas horas jugando y desentrañando tramas para evitar el resurgir de un poder oscuro, luchando contra todo tipo de criaturas (vivas y muertas) y participando en batallas multitudinarias.
 
 
     Por otro lado, la campaña de los Clásicos de la Dragonlance era algo que yo quería jugar desde hace 15 años, y el jugarlo más adulto, da una perspectiva distinta a la aventura y al devenir de las cosas. Ese toque más adulto, más difícil en algunas interpretaciones, se nota.
 
     Pero lo que destacaría sobretodo es la habilidad para manejar los cliffhangers. No he jugado nunca con nadie que lleve las sesiones a unas situaciones tan álgidas y sea capaz de decirte sin levantar la voz: "acabamos aquí". ¿Acabamos aquí? ¿Cómo que acabamos aquí? ¿PERO QUÉ ME ESTÁS CONTANDO? Si acaba de aparecer un dragón que se lanza ferozmente hacia nosotros y  ¿cortas la sesión? Y tan fríamente, procede a cerrar libros, libreta, pantalla y sin ceder en el empeño de los jugadores por seguir.

 
Gwydion:
     Ha habido varios masters que me han gustado con sus aventuras pero al que más recuerdo es a Andoni con su aventura de la reina bruja semidragón de D&D.  Mirando hacía atrás quizás hoy ya no sería tan buen master, pero en aquel entonces me enganchó por su manera de contar la historia y de como empezamos todos prisioneros en una mazmorra.  Fue una pena no acabar esa aventura.
 
     José también se merece un lugar especial por su gran aventura del Archimago de Mangpang en El Señor de los Anillos, del que ya hablaré más adelante.

 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

domingo, 3 de noviembre de 2013

Día 3.- Juego más odiado

Sergio:
     El señor de los pardillos. No me suelen gustar mucho las parodias. Ojo, sí me gustan los juegos cómicos (Fanhunter, Paranoia, etc.) pero el sentido del humor soez no. Y este juego, a pesar de utilizar exactamente el mismo sistema que el Señor de los Anillos, muestra una ambientación un tanto "extrema". Lo he llegado a jugar y me ratifico. No es lo mío.
 
Gwydion:
     Magic, lo siento mucho y no puedo evitarlo, lo odio. Cuando salió no me quedó más remedio que jugar porque el grupo sólo jugaba a Magic pero, según mi punto de vista, no tiene nada que hacer contra una buena partida de rol. La parte buena es que cuando vendí mis cartas de la tercera edición pude comprarme muchos comics.
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!

sábado, 2 de noviembre de 2013

Día 2.- Juego favorito

Segundo día del desafío. Hoy toca hablar del Juego favorito.

Sergio:
     He jugado a muchos juegos de rol en mi vida, la lista es muy larga, pero mi favorito es AD&D (Advanced Dungeons And Dragons) 2ª edición. Pero no me quedaría tranquilo sin hacer una mención a La Llamada de Cthulhu.

 

 

     Como podéis comprobar soy un clásico oxidado, pero son mis favoritos y a los que siempre recurro cuando hay que montar partidas rápidas.

     AD&D 2ª edición es un juego al que he jugado muchísimas horas de mi vida, tanto de jugador como de Master. Me ha dado momentos increíbles. He jugado en diferentes ambientaciones, de creación propia o mundos oficiales, con multitud de personas, en mi casa, en el local del club de rol, en jornadas. Pienso en rol y es inevitable que lo relacione con AD&D.

     Puede que el juego no tenga el mejor sistema, que pueda llega a invitar a jugar en modo AyD (Avanza y Destruye), puede que tenga muchas pegas. Pero yo sólo le he encontrado ventajas. Debido a la difusión del juego, el sistema es muy reconocible y no es complicado como para poder explicarlo rápido a jugadores nuevos y aprenderlo poco a poco conforme se va desarrollando la partida.

    Tienes multitud de ambientaciones a seguir. Esto no te limita a jugar a las oficiales, sino todo lo contrario. Puedes crear las tuyas propias y leer algunas de las oficiales puede darte ideas para las tuyas, o aprovechar lo mejor de cada cosa para incluirlo en tu partida. Incluso puedes utilizar el sistema y jugar en una época diferente como la edad antigua, el renacimiento, etc.

     Puedes variar la entonación a más oscuro (como Ravenloft), a menos fantasía (eliminando magia y criaturas fantásticas), a investigación, a trama política, a trama bélica. Esto lo puedes hacer con casi cualquier juego puesto que es la forma de jugar de cada uno, pero yo lo consigo fácilmente con AD&D.

     Tienes módulos a toneladas, y ahora, juegos de la vieja escuela (old school) que vuelven a dejar en vigencia todo ese material de hace años que la gente está sacando ahora y traduciéndolo, o generando nuevos escenarios de campaña (a destacar por ejemplo la Marca del Este y Trasgos y Mazmorras).

     Por otro lado está La llamada de Cthulhu, que es un juego también con mucha solera, pero para albergar partidas en los años 20 ó 30, o incluso en la actualidad es muy útil. Un sistema supersencillo e intuitivo en la mayoría de los casos, rápido y que permite centrarse más en otras tareas de la dirección como el mantener el ambiente, las tramas de investigación y el terror. También tiene infinidad de módulos, oficiales y de aficionados con una calidad altísima, campañas, etc. y que permite ir variando la entonación de tus partidas.


Gwydion:     Quizás por ser le primero pero mi juego favorito es el D&D en sus múltiples ediciones además es el que más he jugado y en el que más partidas he dirigido.

 

     Tengo especial cariño a otros juegos que probamos por aquella época como Runequest, Stormbringer, El Señor de los anillos, Rolemaster, Star Wars D6 (se nota que soy de la vieja escuela).

     En mi grupo había escasez de Masters o DJs (como te guste más llamarles) y más aún de Masters buenos por lo que al final acabamos sólo dos como masters fijos (y no porque yo fuera bueno, sino porque siempre estaba disponible) y ambos teníamos nuestros juegos, yo D&D (con algún interludio de Runequest y Stormbringer) y él otro ESDLA.

     Como he dicho, la horas de juego, la diversión y la variedad que nos aportó el D&D (tanto en caja roja, como AD&D, como en 3.5) le llevan al primer puesto de la lista.
 
 
Nos vemos en la próxima entrada, ¡y jugad mucho hasta entonces!